Entre las páginas del último número de la revista Encens, hayamos un preciado testimonio vintage. Bajo el título “A snowy mask” leemos sobre la actriz Greta Garbo con un par de fotos excepcionales que ilustran al detalle su carácter y que incluimos en nuestra porción de entrecomillado de hoy.

No versa sobre el aniversario de su primera película, ni de la renovación de sus dientes de leche. Basta con hojear el artículo para que a uno le den ganas de saber más detrás de esa mirada clara y  misteriosa, de ese gesto impropio de una mujer en aquellos años, de esa altivez que sonrojaba a playboys en blanco y negro y a mujeres inyectadas del puritanismo de la época. Una mujer, la mujer que invadía los objetivos sin esfuerzo, como una fiera salvaje, indómita, extraña.

No revelaremos ni una sola palabra del artículo de Encens, preferimos que lo leas tú mismo y te dejes transportar con el olor y el sonido de las páginas.

“La mujer que no ríe”, uno de los muchos apodos de Garbo, y que tuvo su excepción en aquella escena de Ninotchka, donde soltó una carcajada que fue destacada en los tabloides de la época bajo el titular ”LA GARBO RÍE”.

 

bull-clarence-sinclair-071-1930-greta-garbo-anna-christie

Se vio forzada a dejar el colegio a los 14 años tras la muerte de su padre, entró a trabajar en unos grandes almacenes llamados “Pub”, donde pronto destacó por su belleza convirtiéndose en la imagen publicitaria de dichos almacenes. Grabó dos cortos y dos largometrajes entre 1920-1922. Fue en 1924 cuando el famoso director finlandés Mauritz Stiller la lanzó a Hollywood, no sin antes acortar su Greta Lovisa Gustafsson en Greta Garbo.

Se ha hablado mucho sobre la supuesta relación de Garbo y Marlene Dietrich, ambas coincidieron en uno de sus primeros rodajes ( aún cine mudo) siendo Garbo protagonista y Marlene por aquel entonces, un personaje extra. Hablamos de un corto romance entre musas; según estos rumores, Greta se sintió maltratada y burlada por Marlene y al hacerse famosas optaron por evitarse y negar todo contacto. Volvió a presentarlas Orson Welles en 1945, imaginen el panorama y no se atrevan a negar que desearían caer en el hechizo de Owen Wilson en “Midnight in Paris”.

037-anon-1929

Las personas más cercanas a la actriz aseguraban en ella una personalidad hermética, evasiva y distante; que aborrecía la vida pública que se veía obligada a tener debido a su profesión y que tuvo el valor de plantar  retirándose de la actuación a los 36 años, siendo la actriz mejor pagada de Hollywood.

 

Cerramos este post dando las gracias a Encens por motivarnos con su artículo y recordando algunos de los títulos que contribuyeron a la consagración de Greta Garbo como una de las actrices más importantes de las historia del cine:

 

d3e3205c70e05a51e68d03366811ef59 28eee46a32fa29b920dd4903172c3d93 a9b400c54173b917535fe9c51fd8d460 Mata-Hari

737ab1769ec5a533e092b6745203e369

Revista Encens a la venta en nuestro espacio i.

 

 

Written by Rosalinda Galán