febrero 08, 2017

 

SOMIERS2

Desde hace años decidió retomar, como ella dice, ‘’las tijeras, el pegamento y la exploración de materiales diversos’’ en la creación de un universo de figuras voladoras de papel y cartón.
Desde un lenguaje surrealista, Rebeka centra su obra en la idea de la diversidad de género, donde la figura femenina toma un especial protagonismo. La artista aboga por la libre interpretación de su obra, alejada de toda pretensión por parte del autor, que ‘’es simplemente el punto de partida de la obra’’.

Inspirada en movimientos de vanguardia como el surrealismo, el dadaísmo o el ready.-made, Rebeka transforma toda idea que le permita la confrontación de discursos normativos con el fin de otorgar a la libertad de pensamiento el lugar que merece.